domingo, 11 de febrero de 2018

Morena

Soy culpable, de con poca ligereza tomar 
la poesía que por tu cara lozana he de crear 
¿acaso hay futuro bajo el brillo de tus ojos? 
es posible que no encuentre oro, pero si un añoro 
un deseo de querer, un deseo de amar 
una sensación casi profana que emerge al platicar
como tan simple, es casi irracional 
que tu risa y tus besos me hacen de la tierra marginar 
correr, llorar, sentir y callar, por tu tez morena 
mañana podría madrugar. 

miércoles, 31 de enero de 2018

La nota

Un poeta llego a la cantina 
rodeado de gordos y sus golosinas 
se sentó en frente a la barra
esperando que le sirviera una birra helada 
rimo por la espuma que refrescaría su garganta
sabía que venía de burbujas atiborrada 
"Cantinero, una cerveza fría" - exclamó
"¡Sale una promesa rota!" - rápidamente respondió 
perplejo, casi frente a una epifanía 
exigió al cantinero explicar su agonía 
"¿A caso no vienes por su nota?" 
extendía un papel escrito con carbón de Lota.

Tras leer el pequeño fragmento 
sintió que todo se fracturaba, hasta el cemento
"Que sean dos, tres. ¡Hasta cuatro!" - gritó al momento
la rabia y la pena emergían en el trayecto 
podría llorar y sumergirse, pero eso ni yo lo intento 
el sabía que tras una nota triste
existirá otra que lo dejará contento. 

miércoles, 24 de enero de 2018

Seis a eme

Que fácil fue arrebatar las ideas subversivas a mi naturaleza
cómo si la tristeza fuese genética, hoy soy oriundo de una ciudad tétrica
Contrarrestar los efectos de las ideas
o sopesar las mismas fuera de su foco
cómo sea no hay caminos, hoy todo marea
donde quiera, me preocupo, me siento loco
ajeno a la realidad que tú creas
oculto a una verdad, detrás de todo, espero que no me veas.

martes, 23 de enero de 2018

Dameron

Opaco, los hechos marcan como hoy
soy mi propio lastre 
titubeo, las palabras niegan quien soy 
marco mi desastre

El árbol brota y busca hacia el sol 
crece y hecha raíces 
mi mente escurre y reniega la luz
se invagina sin directrices 
ni negro ni blanco, siempre tornasol 
ni santo ni diablo, maldigo mi cruz 

Que básica poesía armo en este momento
todo lo que escribo tiene una rima patética 
ni confianza busco, menos es lo que queda 
en el ego quedan hasta el último argumento
porque lo que creo y siento, no sé en este momento
domina mi sentir sus suaves caricias 
sus besos que entonan una canción esperanzadora 
sus brazos que enmarcan caricias rebeladoras
domina mi pensar el ego y las condiciones 
las codicias y los prefacios armados desde lo ajeno 
que ennegrecen y tiñen de luto los cannones que armé 
todas las ideas que me fueron entregadas
que critiqué, deconstruí y rearmé con intensión de vivir 
bajo predicamentos que aceptara yo mismo 
y que de ajeno al parecer tienen poco 
porque es culpa mía su creación, es culpa mía perder la devoción.

Culpa mía es no poder llorar
sentir que no siento 
pensar que soy máquina y no reviento 
cortar las alas que en uno momento creí sentir
doblegar las piernas ante un error y morir
¿error? ¿si tuvo enseñanza fue error?
según la rae es una acción desacertada 
entonces que haya estado mal no queda descartada 
es más, marca la partida de un fin que tácito venía
que contra mi espalda tenía
quequeismo aplico como lo detesto
que no podía domar, que intenté controlar

En fin, a palabras necias oídos sordos.
A hombres necios, ¿qué?